Dos forasteros han llegado a una ciudad llamada Internet

Esa ciudad en la que estábamos muchos, llamada Internet, de repente ha recibido la llegada casi en masa de nuevos inquilinos debido a esta pandemia #COVID19

“La cosecha feliz comienza con una siembra cuidadosa” Patrick Mundus

Por un lado, una multitud de usuarios completamente novatos en estas lides. Personas que no querían o no necesitaban estar, pero que el confinamiento les ha llevado a entrar en un mundo que les es ajeno e incluso complicado.

Y por otro, marcas, empresas, pymes, profesionales, que nunca habían necesitado estar online pero que ante las circunstancias de cierres, horarios y aforos no han tenido más remedio que abrir un nuevo canal para poder vender su producto, para poder al menos sobrevivir a unos momentos tremendamente complicados.

Ante estos nuevos usuarios y marcas se abre un mundo nuevo en el que resulta muy fácil equivocarse.

¿Cómo afrontar este nuevo tipo de usuario?, ¿cómo manejar esta nueva situación?, ¿de qué forma orientar a marcas que necesitan volver a trabajar pero no han tenido jamás presencia online?

Ahora muchos quieren saber el porqué no venden por internet

Son muchas las consultas que recibimos acerca de la mejor manera de conseguir visibilidad y posicionamiento, de tener una presencia adecuada en Internet y en las redes sociales. Constatamos que las prisas, malas consejeras, han provocado más de una entrada en falso en la red.

Y es que esas mismas prisas de querer vender en la red ya, ahora, con urgencia, etc., han hecho que muchos se olviden de lo fundamental, que la casa se empieza por los cimientos y que éstos son básicos para que en los siguientes pasos todo funcione como es debido.

A la hora de vender un producto por internet hay que tener claros una serie de conceptos que son necesarios implementar para que la maquinaria vaya como la seda.

Porque todo debe coordinarse en base a una estrategia bien estudiada.

Además de (entre otras cosas)un estudio del producto o servicio y del público al que va dirigido, el diseño de un packaging de calidad y orientado al público que va a comprar el producto, también el diseño o la adaptación de tu logotipo digitalmente para que represente tu marca en la red, una pasarela de pago segura y fiable, condiciones de envío, de pago, de devolución, avisos legales, etc., que aunque parecen obvios son imprescindibles y en muchos casos o no se han previsto o se han hecho con prisas, corriendo, y por tanto mal.

Todos estos elementos que se tienen que integrar en la web hay que prepararlos con antelación o como mucho, algunos de ellos, de forma paralela a la construcción de nuestro sitio en la red. No puede haber lugar a la improvisación.

Una vez que todos estos temas previos y necesarios están controlados, es cuándo se comienza a construir el núcleo central de la comunicación de la marca, la web / tienda online, después pasar a la comunicación digital de forma coherente, a la gestión de contenidos y si se está preparado para la publicidad en redes o en Google.

Esto que matizamos es  totalmente imprescindible, porque es tu escaparate al mundo, dónde dices quién eres, qué haces y la tienda dónde presentas y vendes tus productos o donde explicas tus servicios y te diferencias de la competencia. Un lugar que debe ser claro, con la información justa, directa, fácil de entender y de utilizar, que ofrezca confianza a quién accede.

Usabilidad, comprensión de mensajes y agilidad web

Una de los conceptos más importantes, sobretodo para esta gran cantidad de nuevos usuarios es la usabilidad, esa palabra que tanto se nombra, y cuyo significado es que la web / tienda online sea fácil de usar, sea manejable e intuitiva por personas que no están acostumbradas a manejarse por internet.

Y ahora esa usabilidad cobra más relevancia que nunca, ¿por qué?, muy fácil, la pandemia nos ha hecho más conectados a todos y este nuevo público que ha llegado para quedarse necesita que le pongamos las cosas comprensibles, fáciles y accesibles, ya que en caso contrario se marcharán sin realizar la compra, y ni siquiera volverán a visitarte aunque tu producto sea competitivo y con un precio increíble.

Por tanto, la arquitectura de la web juega un papel vital porque si está bien estructurada a la hora de comenzar, la fase de diseño será mucho más clara, intuitiva y su uso más sencillo.

Comunicar y comunicar

Una vez tenemos nuestra web / tienda online, nuestro escaparate, en medio de esa gran avenida que es internet, es necesario darlo a conocer. La comunicación es la gran protagonista a partir de ahora.

Para ello, utilizamos los altavoces que son las redes sociales, el blog y las campañas. Cómo se quiere transmitir la información relativa al producto, de qué manera, desde dónde, hacia quiénes, son preguntas que deben ser analizadas y respondidas antes de comenzar.

Todo está basado en una estrategia y planificación, porque salir “a la calle” de cualquier manera la gran mayoría de las veces es contraproducente para la reputación de la marca.

Es necesario evaluar qué redes sociales son más interesantes para tu producto, (no es lo mismo que escoger las que más te gusten personalmente) y por ello hay que realizar un estudio en profundidad para delimitar dónde está y  a qué tipo de publico va dirigido, los mensajes a transmitir, que tono se va a usar, etc.

No todas las redes sociales funcionan para cualquier tipo de producto o clientes, y a veces tampoco interesa estar en todas, porque como decimos en otro de nuestros artículos “las redes sociales no son para vender”, hay que tener claro para qué vamos a usarlas.

De lo que se trata es de comunicar, es la comunicación de nuestra marca, que todos tengan conocimiento de quienes somos, qué hacemos, del producto que ofrecemos, para cuándo lo necesiten sepan dónde pueden comprarlo, o crear una necesidad que no sabían que tenían, pero al fin y al cabo es informar a todo el mundo de nuestra presencia y hacerla cercana.

Es imprescindible transmitir confianza a los usuarios. Al igual que en la vida real, nuestro sitio en internet debe ser transparente, cercano, seguro, que no haya ninguna duda con respecto a la marca, quienes forman parte y lo que representa.

Comunicar con la estrategia de contenidos, el Blog

Otra parte importante a tener en cuenta es disponer de un blog propio. Un espacio en que el ampliar la información que deseas ofrecer a tus potenciales clientes y que en las redes sociales solo se presenta de forma concreta o limitada.

Bien utilizado un blog empresarial es un elemento tremendamente importante, por la oportunidad de ofrecer una información al cliente, por la opción de suscribir a los usuarios y tener un contacto periódico con ellos, por el posicionamiento (SEO) que ofrece y como punto neurálgico de autoridad sobre los temas de tu sector.

Pues ya tenemos diseñada la estructura y estrategia básica de nuestra presencia profesional, cercana y de confianza en internet. Nuestro árbol está no solo bien sembrado sino que tiene un soporte fuerte y se encuentra frondoso con todo lo necesario para crecer con el éxito asegurado.

Ahora solo falta seguir sembrando y trabajar, con sentido, estrategia, y acompañados por profesionales que sepan lo que están haciendo aconsejando lo mejor para la marca.

Desde TobeOnline diseñamos este nuevo presente para ganar el futuro, y nuestro equipo de profesionales están unidos por y para tus proyectos.

Periodistas Corporativos, Especialistas en Marketing Digital y gestión de contenidos en Redes Sociales y Blogs, en Diseño Web, Diseño Gráfico, Relaciones Públicas y RRPP, Especialistas en Desarrollo Empresarial e Informáticos.

Trabajamos conjuntamente según las necesidades de los proyectos garantizando que solo pagas las acciones que necesitas.

 

Más artículos interesante sobre comunicación y empresas en el Blog de TobeOnline

 

Sobre el autor

CTO en TobeOnline – Informática, Marketing Digital, experto en Sistemas de Información. Más de 25 años de experiencia en grandes empresas.

Post relacionados

Comentar